¿QUÉ PASA SI BUSCAS “FÚTBOL” EN GOOGLE? Por Laura Hernández

¿QUÉ PASA SI BUSCAS “FÚTBOL” EN GOOGLE? EN MENOS DE UN SEGUNDO APARECEN CIENTOS DE NOTICIAS DE PARTIDOS, FICHAJES, SALARIOS, EL NUEVO VÍDEO VIRAL DEL HIJO DE MESSI O, INCLUSO, CUÁL ES EL PEINADO ESCOGIDO POR RONALDO PARA PASAR LA CUARENTENA. POR SUPUESTO, NADA RELACIONADO CON FÚTBOL FEMENINO.

A estas alturas todos sabemos que las comparaciones son odiosas, pero, para qué negarlo, también son la mejor forma de encontrar las diferencias que existen entre dos conceptos. Un claro ejemplo: fútbol femenino y fútbol masculino.

¿Qué pasa si buscas “fútbol”en Google? En menos de un segundo aparecen cientos de noticias de partidos, fichajes, salarios, escándalos, el nuevo vídeo viral del hijo de Messi o, incluso, cuál es el peinado escogido por Ronaldo para pasar la cuarentena. Por supuesto, nada relacionado con fútbol femenino.

Y es que, a pesar de ser el deporte de equipo más practicado por mujeres en todo el mundo, sigue sin tener toda la visibilidad que, a mi juicio, se merece.

Jugadoras del Atlético Ranillas

El fútbol femenino ha tenido un enorme crecimiento durante los últimos años”. Una oración muy repetida últimamente, pero que esconde detrás una cruda realidad.

Y es que las grandes cifras de asistencia a los partidos se consiguen mediante entradas muy baratas o incluso regaladas, lo que supone enormes pérdidas económicas para algunos clubes y el rechazo de otros a crear un equipo femenino.

Ada Hegerberg recibiendo el Balón de Oro

Además, ¿sabes cuál es el sueldo de una futbolista profesional? 0€ para casi el 50% de las jugadoras de élite y menos de 500€ para el 31% de las jugadoras que sí cobran. La futbolista con más suerte es Ada Hegerberg que, considerada como mejor futbolista del mundo, tiene un salario de unos 400.000€ , cifra bastante considerable hasta que la comparas con la de Leo Messi, que considerado también como el mejor jugador del mundo, cobra unas 300 veces más que ella. Así que no me extraña que muchas de las niñas que de pequeñas soñaban con ser futbolistas acaben dejando su sueño en un segundo plano.

Por otra parte, otro tema que deja en evidencia que el fútbol femenino tiene aún mucho que mejorar son las cláusulas anti-embarazo, documentos que muchas mujeres son obligadas a firmar para jugar en un determinado equipo y que equiparan el embarazo a un deporte de riesgo o indisciplina. Así que no, el fútbol femenino no ha avanzado tanto en los últimos años, y no lo hará nunca mientras “esto” siga existiendo.

Morgan entrenando a los 7 meses de embarazo

Sin embargo, a pesar de estas prohibiciones, ya hay varias futbolistas de élite que han sido madres o que están embarazadas, como es el caso de Alex Morgan ,ganadora de los Juegos Olímpicos y bicampeona del mundo con Estados Unidos, y que sigue entrenando con su selección a pesar de estar en el séptimo mes de embarazo. Sin duda, todas ellas son grandes ejemplos a seguir: como futbolistas, como madres y como mujeres.

Las mujeres no solo tienen las mismas capacidades que los hombres para jugar a fútbol (y para todo en la vida), sino que además tienen la voluntad de dedicarse a su pasión a la vez que trabajan de algo que les dé un sueldo con el que vivir y el coraje de ser madres a la vez que deportistas profesionales.

Puede que el fútbol femenino haya tenido un momento de auge, pero todavía hay que ganar muchos partidos para que la brecha que lo separa del fútbol masculino empiece a sanar. Hay que ganar La Liga para que la brecha cierre. Y hay que ganar el Mundial para curar la cicatriz que esta deje.

Ojalá el fútbol femenino tenga un enorme crecimiento en los próximos años”

Ojalá.