LA CULTURA EUROPEA PROVIENE DE GRECIA por Ioana Bulmaga

Como viene siendo tradición en el Élaios desde hace 10 años, cada Semana Santa se celebra el viaje de estudios de los alumnos de 2º de Bachillerato. Este viaje de los mayores del centro también está abierto a los alumnos de 1º de bachillerato y a otros adultos: profesores, familiares y amigos. La actividad pretende ofrecer a sus participantes una experiencia cultural, divertida y de convivencia. Resulta muy agradable ver cómo se integran los tres colectivos haciendo muchas cosas juntos, a la vez que se deja tiempo libre para mantener la independencia.

Delfos. Teatro y Templo de Apolo, 2017

En total este año han acudido 36 personas:

-Algunos alumnos de 2º de Bachillerato.

-Dos alumnos de 1º de Bachillerato.

-Los profesores del centro: Antonio Poves, Rafael Martínez, Enrique Gracia y su esposa Begoña.

-Cuatro profesores de un instituto de Teruel.

-Los padres de uno de los alumnos.

 

 

Teniendo como destino la antigua Grecia, cada año se sigue un recorrido diferente. Se han visitado ciudades como Tesalónica en el norte o Chania situada al sur en la isla de Creta, pero siempre se reserva un tiempo para recorrer Atenas. Su organizador y promotor, Antonio Poves, conoce el país, las costumbres y la lengua. Su experiencia hace que cada año el viaje gane en calidad y coordinación.

Profesores responsables del viaje, Antonio Poves y Rafael Martínez en la Acrópolis de Atenas con el Partenón al fondo.

Este viaje  se diseña desde septiembre, al principio de curso; se va informando a los interesados, cerrando los recorridos, anticipando las reservas de hoteles, billetes de ferry y vuelos, se solicitan los salvoconductos a la embajada griega para acceder a sus museos públicos, se van recogiendo todos los documentos y permisos de las autoridades…

Se considera muy importante que los alumnos tomen parte en la financiación del viaje. Para ello, en cuanto hay una lista de alumnado participante se organizan grupos que conseguirán dinero mediante la venta de bocadillos de tortilla y dulces caseros, papeletas para el sorteo de un jamón o decorando y vendiendo camisetas.

Vista parcial del Auriga de Delfos. Museo arqueológico de Delfos,2017

Un último aspecto importante de este viaje es que se hace fuera del horario escolar, para que los alumnos de 2º de Bachillerato no pierdan ningún día lectivo, dada la presión que tienen por los exámenes de la EVAU en este último curso. No es extraño que haya alumnos de 1º de Bachillerato que se sumen al viaje en previsión.

 

 

 

 

El viaje de estudios a Grecia 2017 ha seguido este itinerario:

 

– El lunes 10 de abril salieron a las 4:00 de Zaragoza en bus a Barcelona y de allí volaron a Atenas. Tras dejar las cosas en el hotel y comer algo en Monasteraki,  visitaron el monte Likavitos, la Plaza Sintagma y el barrio de Plaka.

Vista general del grupo con el pueblo de Arahova. Camino de Delfos, 2017

-El segundo día fueron a visitar el monasterio de Osios Lukas y Delfos, donde vieron su museo y los restos arqueológicos. Regresaron a Atenas y se acercaron al estadio Panatinaikos y al Templo de Zeus.

– El miércoles recorrieron el Museo de la Acrópolis y sus restos arqueológicos, bajando para ver el Ágora romana. Tras comer en Plaka y visitar el Museo Arqueológico Nacional,  salieron en ferry desde el puerto del Pireo hacia la isla de Creta.

– El cuarto día amanecieron en Heraklion (Creta) y visitaron su museo arqueológico. Salieron de viaje en bus hacia Knosos para conocer sus ruinas y su museo. Desde allí continuaron camino hacia la ciudad de Chania,  donde llegaron a comer y a disfrutar de esta localidad costera y de sus playas.

Vista parcial del puerto de Xania. Creta, 2017

– El viernes visitaron su museo marítimo y el museo privado que reproduce un barco minoico, que llegó a ser reconstruido y botado para las olimpiadas de 2004. Por la noche zarparon en ferry camino de Atenas.

– El sábado atracaron en el Pireo y salieron en bus hacia Corinto.  Desayunaron junto al Estrecho y visitaron la antigua ciudad de Corinto y su museo arqueológico. Después se acercaron a ver la mítica ciudad de Micenas, su museo y la tumba de Agamenón. Por la tarde,  pasearon por Atenas y pararon en el cambio de guardia en el Parlamento situado en la Plaza Sintagma. Esa misma noche, a las 00.00h, vieron la celebración del domingo de Pascua en la catedral ortodoxa de Atenas.

Comida de los profesores el Domingo de Pascua con el cordero pascual al fondo.

– El domingo es un día tranquilo en Atenas, ua que la celebración de la Pascua mantiene todo cerrado. Se aprovechó para visitar el Pireo y, a mediodía, comer el típico cordero de Pascua que se asa en la calles.  También, se hicieron algunas compras de última hora.

– El octavo día visitaron el Museo Kerameicos de Atenas, que está situado muy cerca del hotel y luego,  viaje de retorno desde el aeropuerto Internacional Eleftherios. Llegada a Barcelona y de allí a casa.

 

Anécdotas del viaje 2017

A pesar de ser un viaje bien preparado, surgen, no obstante, imprevistos; pero se puede presumir de contar con el respaldo que da la experiencia de Antonio Poves y su dominio del país y la cultura. La agencia de viajes también resulta ser un gran soporte del viaje, ya que se ha trabajado con ellos varios años y hay un conocimiento mutuo y mucha confianza.

Escultura en bronce de Poseidón. Museo arqueológico de Atenas

Una apendicitis problemática. Tras participar en los preparativos del viaje, en la venta de bocadillos y tener lista la maleta, surge una operación de apendicitis que alarga sus efectos y una de las alumnas no puede viajar con garantías. Faltan dos días y todo está organizado. En un movimiento rápido y con ayuda de la fortuna, aparece otra alumna dispuesta a embarcarse en la aventura en el último momento. Tras muchas gestiones urgentes y con la inestimable ayuda de la agencia, se produce el cambio de viajera.

Primer reencuentro sorpresa.  Cuando llegan al aeropuerto de Atenas, el autobús ya está esperando. Aunque el vehículo es diferente, su chofer no.  Resulta que Vassilis es el mismo conductor del año pasado y recuerda perfectamente a nuestro guía español, que habla griego.

Segundo reencuentro sorpresa. El primer día en Atenas, les espera al bajar del monte Likavitos un antiguo alumno. Es Fernando Bentué, que está en Atenas estudiando restauración con una beca Erasmus. Con alegría, recuerda su viaje de estudios a Grecia y cómo el contacto con la cultura helenística le marcó ya en su día y ese influjo le ha vuelto a traer a este impresionante país. Para quien no lo conozcáis, Fernando es el autor del dibujo que cuelga en la puerta del despacho de dirección, una escena versionada del famoso cómic de Frank Miller titulado “Los 300”.

Estrecho de Corinto

 

Desaparece una cartera en la noche ateniense.  Al volver de un restaurante, una alumna se da cuenta de que su cartera ha desaparecido. Regresa siguiendo los pasos, pregunta en el restaurante, busca en los recovecos de la acera, pero nada. El DNI, la tarjeta y algo de dinero ya no están. Rápidamente, se avisa a la familia y la tarjeta queda anulada, parece que no ha habido ningún movimiento. Al día siguiente, se va con Antonio Poves a la embajada española, mientras el resto del grupo visita el museo de la Acrópolis con Rafael Martínez, el otro profesor responsable. La embajada está junto al museo y se le hace un salvoconducto en el acto, para que no haya problemas al salir del país. Luego habrán de poner una denuncia en la comisaría de la zona para zanjar el asunto y poder reanudar el viaje.

Vista general de la Acrópolis de Atenas.

Conciertazo de lira cretense. Rafael Martínez, director del instituto, recuerda así su primer viaje a Grecia: “Mientras escribo estas letras, escucho en Youtube conciertos que hay colgados y recuerdo ese pequeño instrumento que imprime un ritmo frenético, lleno de vida y que orgullosamente lidera las melodías frente a las voces de los músicos que también son los cantantes.

Tocarlo bien exige años de práctica y así alcanzar el virtuosismo necesario para acompañar fiestas y celebraciones populares. Pienso que por 16 € hemos cenado un montón de platos típicos en un restaurante junto al mar en el puerto de Chania, mientras escuchábamos ese torrente musical. Los músicos Nikos y Antonis le dijeron a Antonio que tenían colgado algún video, pero que no vendían discos, sacaban dinero en conciertos. ¡Cuánto talento por tan poco dinero! Esta sensación la he tenido en muchas

Tomando un refresco cerca de Monastiraki. Atenas, 2017

ocasiones a lo largo del viaje.

La primavera está de nuestra parte: Tal vez por estar en la tierra que vio nacer los mitos occidentales hemos podido disfrutar de la presencia de Perséfone. Pasear por las ruinas de ciudades como Micenas, Delfos o Corinto rodeados por una naturaleza en plena efervescencia y bajo un sol que lo alegra todo nos ha ayudado más si cabe a sentir que nos hemos transportado a nuestros orígenes culturales, sentimos el “milagro griego”.

 

Paseo nocturno por la bahía de Salónica con Julio García, guía indispensable, junto a Antonio Poves y otros alumnos. 2015.

 

Finalmente he de decir que pasear por unas calles llenas de gente, comer sus comidas rebosantes de verduras, bañando todo con su excelente aceite de oliva y sus aceitunas Kalamata, la presencia continua de su yogur y del queso feta, sin olvidar su fast food estrella: los gyros…. ha sido un verdadero placer para nuestros estómagos”.

 

 

 

 

La cultura de Europa proviene de Grecia…

 El origen de la primavera en Grecia

Perséfone es hija de Zeus y Deméter (hija de Cronos y Rea, hermana de Zeus, y diosa de la fertilidad y el trigo). Su tío Hades (hermano de Zeus y dios de los Infiernos), se enamoró de ella y un día la raptó. La joven se encontraba recogiendo flores en compañía de sus amigas las ninfas y hermanas de padre, Atenea y Artemisa, y en el momento en que va a tomar un lirio, (según otras versiones, un narciso), la tierra se abre y por la grieta Hades la toma y se la lleva. De esta manera, Perséfone se convirtió en la diosa de los Infiernos. Aparentemente, el rapto se realizó con la cómplice ayuda de Zeus, pero en la ausencia de Deméter, por lo que ésta inició unos largos y tristes viajes en busca de su adorada hija, durante los cuales la tierra se volvió estéril.

Templo de Zeus. Atenas.

Al tiempo, Zeus se arrepintió y ordenó a Hades que devolviera a Perséfone, pero esto ya no era posible, pues la muchacha había comido un grano de granada mientras estuvo en el Infierno, no se sabe si por voluntad propia o tentada por Hades. El problema era que un bocado de cualquier producto del Tártaro implicaba quedar encadenado a él para siempre.

Para suavizar la situación, Zeus dispuso que Perséfone pasara parte del año en los confines de la Tierra, junto a Hades, y la otra parte sobre la tierra con su madre, mientras Deméter prometiera cumplir su función germinadora y volviera al Olimpo.

La leyenda cuenta que el origen de la primavera radica precisamente en este rapto, pues cuando Perséfone es llevada a los Infiernos, las flores se entristecieron y murieron; pero cuando regresa, las flores renacen por la alegría que les causa el retorno de la joven. Como la presencia de Perséfone en la tierra se vuelve cíclica, así el nacimiento de las flores también lo es.

Vista parcial del Efestión. Atenas, 2017

Por otra parte, durante el tiempo en que Perséfone se mantiene alejada de su madre, Deméter, y confinada al Tártaro, o mundo subterráneo, como la esposa de Hades, la tierra se vuelve estéril y sobreviene la triste estación del invierno.

¿Les ha gustado este mito? Hay muchos más. Los griegos tratan de explicar el mundo, sus emociones, sus pasiones, a través de la mitología. Les recomiendo Las metamorfosis de Ovidio, una buena lectura para llevar a Grecia, para disfrutar de ella, como han hecho este año alumnos, profesores y padres del Élaios. Por cierto, “Élaios” es una palabra griega que significa “olivo” y de ahí deriva la palabra “óleo” (aceite). Así que nuestro instituto desde su nombre está unido con Grecia.

Vista del grupo completo del viaje del 2017.

 

 

 

 

 

“HAY MAS ESCRITORES QUE HABITANTES…” por Ioana Bulmaga y Víctor Gracia

Nacido en el 24/02/1958(Zaragoza), Fernando Lalana es ganador de muchos premios, entre  otros el premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en 1991.

Fernando Lalana

Se puede decir muchas cosas de él, pero con unas cuantas será suficiente para despertar vuestro interés.

En primer lugar, no escribe libros de fantasía debido a que este género es apenas un mínimo sector de la lectura universal.

Es un aficionado al teatro, de hecho tiene una gran facilidad para escribirlo.

¿Saben ustedes que ha publicado más de 120 títulos hasta el 2014? E incluso, una de ellas ha sido llevada al cine.

Y por último, ¡en su casa no se come hasta que él prepara la comida!

 

La Voz Del Élaios: ¿Está usted orgulloso por haber obtenido  distintos premios gracias a su escritura?

Fernando Lalana: Más que orgulloso, estoy satisfecho por mi trabajo. He ganado casi todos los premios que se han dado desde que empecé, ya que yo intenté introducirme en el mundo literario a través de la participación en premios literarios.

Fernando Lalana junto a los alumnos de 4ºC y D en la biblioteca

L.V.E: ¿Los premios suponen renumeración económica?

F.L: No; anteriormente, sí había compensación económica, pero actualmente el dinero que recibes te lo descuentan del dinero que deberías recibir por derechos del autor.

L.V.E: Ha estudiado Derecho y ha prestado el servicio militar, ¿fue obligado? De ahí ¿cómo llegó a ser escritor?

F.L: El servicio militar era típico en mi época, todos tenían que pasar por ello. Yo,  la verdad, es que lo intenté retrasar pidiendo tiempo para mis estudios, aunque creo que en realidad, para aquellos que lo atrasábamos, nos seleccionaban a sorteo y nos mandaban a los peores lugares disponibles.

Los alumnos junto a Fernando Lalana

En realidad, acabé siendo escritor de rebote. En un principio quise estudiar  Arquitectura, pero por unos motivos, u otros, no pude y tampoco llegó a gustarme realmente el Derecho. En el tiempo de la universidad,  participé en concursos para ganar algo y descubrí que los premios eran bastante altos y así empecé a escribir. No lo hacía de manera vocacional, de hecho, no me gusta escribir, pero lo hago para ganar dinero y poder mantenerme a mí y a mi familia.

L.V.E: ¿Prefiere dejar de escribir o dejar de leer? ¿En qué formato suele leer?

F.L: Antes de dejar de leer, prefiero no volver a escribir y dedicarme a otra cosa. Respecto al formato, obviamente prefiero el papel, más que por el olor que desprende (según dice la gente) por el placer de tenerlo en la mano, de sentir el propio peso del libro, de ver como avanzas y sentir que ya casi lo has acabado. Eso en el digital no puedes apreciarlo, ¡y daña la vista!

“Moriras en Chafarinas”

L.V.E: ¿Qué le parece que una de sus obras se haya llevado al cine? ¿Hay mucha distorsión entre su historia y lo que la película refleja?

F.L: Por supuesto que hay diferencia, por el simple hecho de que el cine tiene su propia manera de representar un tema que la lectura no tiene y al revés.

Y respecto a mi obra en concreto, hasta la mitad más o menos concuerda más o menos bastante bien, pero a partir de ahí empiezo a distorsionarse como suele pasar en la mayoría de las ocasiones.

Esto es así porque el cine sirve para promover el libro, despertar el interés en las personas para que así lo lean (publicidad).

“La muerte del cisne”

L.V.E: ¿Cuál de entre todas sus obras está más satisfecho por haber escrito?

F.L: De todas mis obras, la que más me gusta es “La muerte del cisne”. No es la más exitosa, pero el resultado final es el más parecido a la idea principal que tenía cuando empecé a escribirla. Era un tema nuevo que me interesaba y, al conseguir llevarlo a cabo, sirvió para que sea una de las que más me gusta.

L.V.E: ¿Tiene pensado algún proyecto en un futuro?

F.L: Siempre tengo proyectos. Pero da mala suerte hablar de ellos, así que os diré uno de los más recientes.

“El matarife”

Para febrero tenía preparada una novela. Pretendía que fuera una novela de terror, un subgénero en el que hasta ahora no había escrito, pero al final se ha quedado como una novela de intriga más sangrienta.

El Matarife”, este título lo ha puesto la editorial. El original era “Aquel colegio enfrente del cementerio”, pero lo han cambiado,  debido a que era largo. Admito que soy muy malo poniendo títulos, por lo cual he permitido la modificación de este.

L.V.E: Si la editorial piensa que el título es muy extenso, ¿lo corta?

F.L: Efectivamente, pero lo acortan con permiso del autor. Yo me resisto a que me quiten hasta las comas. Si ponen muchos peros a las novelas, las cojo y las llevo a otra editorial.

Es cierto que a veces tienen razón, pero normalmente no me gusta esta idea. Aun así, en España hay más editoriales que escritores, y más escritores que habitantes, con lo cual no me preocupa mucho.

L.V.E: ¿En dónde busca los nombres de sus personajes?

F.L: Los nombres los recojo de una mezcla previa de los nombres de personajes que han muerto siendo ya muy mayores. De ahí, hago combinaciones de nombres y apellidos hasta que encuentro el nombre ideal.

L.V.E: Gracias por participar en esta entrevista, un placer haber dialogado con usted.

“EN MI PRIMER DÍA DE TRABAJO ESTABA MUERTO DE MIEDO” por Ioana Bulmaga, Laura Morales y Víctor Gracia

El Director Rafael Martínez.

Rafael Martínez, director de nuestro centro, es un hombre activo, aficionado al deporte y responsable. Nació en un pueblo de Burgos y ha vivido gran cantidad de experiencias en sus viajes y trabajos.

La Voz del Elaios- Sabemos que usted es de un pueblo de Burgos, ¿le gustaría volver allí?

Rafael Martínez- Mi mujer y yo somos de un pueblo grande, casi como Huesca y tanto ella como yo hemos estado viajando. Ella estuvo en Bélgica, yo en Palencia, Burgos, Salmanca, Murcia… y nos juntamos en Madrid. Acabamos viviendo aquí, en Zaragoza, cuando a mi mujer le dieron trabajo aquí. Durante un tiempo nos planteamos volver, para tener a la familia cerca, pero mover dos trabajos era difícil. Además, nuestra hija es de aquí y dicen que los padres son de donde los hijos son.

LVE- ¿Del trabajo en Madrid que nos cuenta? ¿Qué tal su experiencia como pizzero?

RM- Trabajé de varias cosas en Madrid: montando cuadros en una galería de arte, como creativo en un periódico, repartiendo pizza, como encargado de una tienda… Cuando me presenté a las oposiciones, después de todas las situaciones que había vivido iba bastante tranquilo, la verdad, porque había vivido y visto varias cosas. Entre ellas atracos, problemas al contar la caja de la tienda… gracias a esto había adquirido experiencia y me ayudó a superar los exámenes. También me enseñó a no pedir nunca en el Telepizza, la organización de un negocio con varios contratos de diferentes horas y  diversidad de  trabajadores.

Los redactores: Laura Morales, Ioana Bulmaga y Victor Gracia entrevistando al Director

LVE- Viaja a menudo al extranjero,¿tiene familia allí?

RM- No, mi mujer estudió en Bélgica, hizo la carrera allí y vamos muchas veces. Además, nos gusta Francia. Ella se encarga de la parte francófona en sus trabajos y eso nos hace estar en contacto con ese país.

LVE- Usted va al instituto en bicicleta y se interesa por el deporte. ¿Qué hace para mantener esa rutina?

RM-  Juego al tenis, voy al gimnasio y corro, pero menos que antes. Mi trabajo lleva mucha dedicación, aunque mi reto actual es poder dedicar tiempo a mi familia y al mismo tiempo ser capaz de trabajar bien. El deporte nos permite estar todos juntos, y a día de hoy para mi es más importante que el cine o cómic.

LVE- ¿Cuál fue su primera impresión al acabar la carrera?

Rafael Martínez.

RM- Cuando la acabé tenía bastante claro que no iba a ser profesor. Para entonces había sido monitor de natación y de arte en escuelas municipales. Tras un par de años haciendo un posgrado, la crisis me llevó a interesarme  po la docencia; empezó a gustarme y nada más sacar las oposiciones en Murcia,  me puse a trabajar. Mi primer día no fue sencillo y estaba muerto de miedo. No sabía si organizaba bien las clases, porque lo sepáis o no, cuando una clase entera  te está mirando, impresiona. También había cosas en la educación que me gustaban, como cuando te encuentras con alumnos que no son como tú y que no tienes su modelo. Yo pienso en la gente que es como yo, pero hay que explicarlo de manera para que todos lo entiendan. Si eres capaz de motivar y enseñar a gente que no es como tú, entonces es cuando te sientes un profesor. Poco a poco llegué a tener esa sensación y luego ha habido momentos geniales en la educación, pero al principio, sobre todo, miedo.

LVE- Respecto al Elaios, ¿encuentra colaboración con el equipo directivo?

RM- Sí, cuando yo me presento a director, lo hago creyendo que las condiciones son buenas. Es un centro con buena tradición y con las cosas bien organizadas gracias a los directores y equipos directivos anteriores. Algunos de los que forman parte del equipo directivo actual ya tienen experiencia y me aprovecho de ello. Me abrigo de las experiencias y cuando me presenté, todos me aceptaron. En cuanto a los profesores, yo estoy muy contento. Hay mucha gente que tiene ganas de hacer cosas, que quieren trabajar.

LVE- ¿Y con los alumnos?

RM- Voy echando de menos el aula, ya que poco a poco voy conociendo menos a los chicos por las pocas horas de docencia. Por supuesto, si soy director es porque me gusta, pero echo de menos esa relación con vosotros que a veces resulta trabajosa y difícil, pero la esencia de mi trabajo es eso. Mi motivación es intentar establecer un ambiente cómodo y organizado.

Antonio Poves y Rafael Martínez en Grecia

LVE- ¿Qué le animó a apuntarse al viaje de Grecia?

RM- Creo que es una actividad muy chula, que organiza Antonio Poves desde hace muchos años y que conviene conocerla de cerca y cuidarla. También voy con la intención de ver cómo se planifica para darle continuidad. Me parece interesante que el viaje de estudios del Elaios no sea Benidorm o a las islas a beber. Antonio habla griego y lleva muchos años haciéndolo y es difícil estar a su altura.

 

LVE- El primer profesor que supo de su intención de ser director fue Antonio Poves, ¿mantiene una cierta amistad con él o es la relación laboral que se ha formado durante años?

RM- Tú puedes tener un compañero y tener una relación cordial. Con Antonio han sido muchos años juntos en el Departamento y pienso que cuadramos bien. Aunque tenemos opiniones diferentes, respetamos nuestras decisiones y acuerdos.

Rafael Martínez en la Gala de la Gola dando a conocer uno de los premios del concurso de microrrelatos.

LVE- Respecto a la política, ¿Qué opinión tiene en cuanto a la ley de Educación que ha causado tanta polémica?

RM- Esa ley está en cuestión y se está revisando por la situación política actual. El problema es que estamos empezando a funcionar sin seguridad ni estabilidad legislativa, ya que cada año es diferente, se tienen condiciones nuevas….

Es un desastre para los alumnos, porque es difícil darles una información que dura dos minutos. Estos cambios constantes creo que no son favorables, pienso que la situación es como un terremoto. Estáis viendo cambios cada dos por tres, buscando el camino para llegar a vuestro objetivo por encima de la ley. Lo que yo opino  es que lo que necesitamos es un pacto por la educación.

LVE- Y para finalizar, ¿qué le parece el proyecto del periódico? ¿Cree que alcanzaremos nuestro objetivo o no tiene muchas expectativas?

RM- Tengo muchas expectativas por vosotros, por las profesoras que lo llevan, y porque es un proyecto del centro que está apoyado y que tiene antecedentes de otros periódicos y revistas.

El proyecto es ambicioso ya que mezcla niveles, roles, y los interesados sois vosotros y los profesores. Sois la esencia y aprenderéis con el tiempo.

AL AUTOR, ES MEJOR NO CONOCERLO por Ioana Bulmaga

Miguel Ángel Sanz, profesor de Filosofía del IES Élaios

Miguel Ángel Sanz Loroño, nacido en 1984, es investigador en el Departamento de Historia moderna y contemporánea de la Universidad de Zaragoza.

Su ámbito de investigación es la posmodernidad y su relación con el pensamiento histórico y utópico.

Actual profesor de Filosofía, Historia y Valores éticos en el IES Élaios.

Durante su vida hasta hoy, ha escrito varios artículos, informes e incluso libros relacionados con su ámbito (7 publicaciones).

De hecho, el día 16 de Febrero (2017) ha participado en una conferencia: “La revolución rusa en su centenario” (Después de 1917: Historia interna y política exterior en la Unión Soviética).

Recientemente ha escrito dos volúmenes basados en su tesis doctoral.

 

La Voz del Elaios: ¿Cómo se titulan sus dos libros más recientes?

Miguel Ángel Sanz: El libro es una adaptación a partir de mi tesis doctoral, que al ser tan larga lo he dividido en dos.

Uno de los libros se titula: “La posibilidad de lo imposible, Lógica dialéctica de un Hegel tardío”.

Y el segundo: “Más allá del muro: Las huellas de la guerra fría en la razón postmoderna”.

V.E: ¿A qué se deben estos títulos? ¿De qué tratan?

Hayden White

M.A.S: Se deben a mi interés por ambos temas inspirados en mi tesis doctoral. Esta trata de un filósofo norteamericano (Hayden White), pero como la tesis es muy larga (más de 800 páginas) la he dividido en dos partes. Curiosamente ninguno de los dos libros trata del filósofo en cuestión, sino que uno trata de Hegel, y el otro, sobre la época de la guerra fría, la filosofía de la guerra fría (al haber estudiado sobre el liberalismo estadounidense, me interesa saber sobre todo si la guerra fría ha dejado algún tipo de huella o rastro en nuestro pensamiento actual, lo cual he confirmado que así es.

V.E: ¿Los libros ya están publicados?

M.A: No, pero espero poder entregarlos a la imprenta a finales del verano de este año.Calculando que tardan un año, saldrán en el 2018 aproximadamente.

Miguel Ángel Sanz Loroño

V.E: ¿Qué intenta transmitir a los lectores?

M.A.S: El primer libro es uno muy especializado, con lo cual está destinado fundamentalmente a filósofos e historiadores interesados en el pensamiento filosófico.

Lo que trato de transmitir con el libro de Hegel (el primero) es una defensa de la lógica propia del filósofo, que actualmente está algo abandonado, y que ha sido sustituido por Spinoza (filosofo holandés).

Con el segundo libro, lo que intento es analizar las hipotecas culturales e intelectuales que nuestro pensamiento actual tiene respecto a la guerra fría.

V.E: ¿Sabe con qué editorial va a publicar los libros?

M.A.S: En principio hay dos, pero como ha pasado tiempo desde que publiqué la tesis (más de dos años), ahora tengo que volver a contactar con Akal (editorial especializada en libros de historia, filosofía, ciencia política…) y con Libros de la catarata (para el otro libro), y en su defecto, lo publicaré en Prensas Universitarias de Zaragoza.

V.E: ¿Cuál será su precio aproximado?

M.A.S: Exactamente no lo sé, porque depende de la cantidad de páginas me vayan a cortar (más de 100 en cada uno). Pero llegará a los 20 € cada uno, más o menos.

V.E: ¿Intenta obtener algún beneficio económico al escribirlo y posteriormente publicarlo?

M.A.S: No, es todo por amor al arte. De hecho,  no voy a obtener beneficio económico porque apenas se venden y es probable que al ser un libro de muchas páginas Akal (editorial) no quiera publicarlo y tendré que llevarlo a Biblioteca Nueva (editorial), en la que incluso el autor tiene que poner dinero, con lo cual, beneficio económico no busco ninguno.

V.E: ¿A qué se debe su interés en la ideología de Hegel?

Georg Wilhelm Friedrich Hegel

M.A.S :Hegel es el filósofo más fascinante que he leído (dando por hecho que Marx es algo más que un filósofo). Su obra es sencillamente inabarcable. “La Fenomenología del Espíritu” es un libro apabullante. Y su “Ciencia de la lógica” es un monumento que desafía cualquier reducción o intento de resumen. La de Hegel es una lógica de la contradicción que permite pensar lo que no podía ser antes pensado. Permite concebir la posibilidad de lo imposible. Lo que hace Hegel es llevar a Kant al otro lado de la Revolución francesa, es decir, Hegel logra introducir en el pensamiento occidental la historicidad de un modo definitivo. Una historicidad, una marcha de la historia, que va a seguir un patrón de comportamiento basado en la contradicción entre elementos que antes no se pensaba que fuesen antagónicos. Hegel nos presenta una realidad imantada, como un campo de fuerza en el que todo tiene lugar y función, pero en el que, por la contradicción misma que organiza ese campo, puede pasar cualquier cosa. Por ello, su lógica te asoma a lo inesperado. Mucho antes de que se pusiese de moda eso que llaman pensamiento lateral, Hegel lo convirtió en lógica, una lógica que desafía cualquier definición vulgar de realidad. Hegel es un desafío contra lo que se conoce como sentido común. A la luz de la dialéctica hegeliana nada es lo que es, nada es lo que parece ser. Es la torsión máxima del pensamiento. Eso es lo que siempre me ha interesado de Hegel: su desafío permanente. Allí donde Kant tuvo que enmudecer, él dio un paso más y pudo hablar. Este es el gran legado de Hegel,  que Marx se encargó de llevar a las ciencias sociales. Lo pulió, corrigió y lo puso del revés, ya que Hegel era, desde el punto de vista filosófico, idealista. El libro Miseria de la filosofía (1847) o el análisis de lo que Marx llamó “fetichismo de la mercancía”, al que dedica los primeros capítulos de El Capital, es un ejemplo perfecto de lo que Marx aprendió del método de Hegel y sigue siendo la mayor y más hermosa destrucción que se haya realizado de las verdades “eternas” de la economía política liberal. En un tiempo como el nuestro, que parece querer decirnos que todo ha sido siempre “así”; que pretende convertir en natural lo que no es sino una producción histórica de un momento dado; que quiere decirnos que esto, el modo de producción capitalista, es todo lo que siempre ha habido y siempre habrá, Marx y Hegel pueden interpelarnos de un modo sorprendente y revolucionario. Solo hay que estar dispuesto o dispuesta a aceptar ese desafío.

V.E: ¿Cómo acabó siendo profesor en el Élaios?

M.A.S: Yo hice la tesis, me marché a Buenos Aires, y estuve viviendo ahí dos años y cuando volví (porque mis padres enfermaron) no tenía trabajo en la universidad de Zaragoza y me presenté a las oposiciones de secundaria en Filosofía, ya que tengo licenciatura en Historia, el doctorado doble (en Historia y en Filosofía) y luego tengo estudios de máster en Matemáticas (pero estas no me habilitan para enseñar matemáticas) y he acabado aquí por azar.

V.E: ¿Tiene otros proyectos, ensayos, investigaciones para el futuro?

M.A.S: Para el futuro tengo preparados dos libros, cuando acabe con estos dos.

Uno es un libro de la historia de la Filosofía, y el otro es un libro de la historia de la Historiografía, que es la forma en la que se ha escrito la historia desde hace 200 años aproximadamente.

 

V.E: Para finalizar, ¿dará charlas sobre sus libros e incluso, una firma de ellos? ¿Y en nuestro instituto?

M.A.S: Sí. Cuando publicas con una editorial es obligatorio presentarlo. De hecho,  son presentaciones muy agradables y no tienen nada que ver con la televisión ni nada por el estilo.

Aunque pienso que de una entrevista se espera mucho, el autor no tiene por qué decir algo interesante. Y si pretende serlo,está engañando tanto al público como a sí mismo. Creo que al autor es mejor no conocerlo.

Con respecto al instituto, por supuesto, si estoy en España y el Élaios está de acuerdo, asistiré sin ningún problema.