LA CULTURA EUROPEA PROVIENE DE GRECIA por Ioana Bulmaga

Como viene siendo tradición en el Élaios desde hace 10 años, cada Semana Santa se celebra el viaje de estudios de los alumnos de 2º de Bachillerato. Este viaje de los mayores del centro también está abierto a los alumnos de 1º de bachillerato y a otros adultos: profesores, familiares y amigos. La actividad pretende ofrecer a sus participantes una experiencia cultural, divertida y de convivencia. Resulta muy agradable ver cómo se integran los tres colectivos haciendo muchas cosas juntos, a la vez que se deja tiempo libre para mantener la independencia.

Delfos. Teatro y Templo de Apolo, 2017

En total este año han acudido 36 personas:

-Algunos alumnos de 2º de Bachillerato.

-Dos alumnos de 1º de Bachillerato.

-Los profesores del centro: Antonio Poves, Rafael Martínez, Enrique Gracia y su esposa Begoña.

-Cuatro profesores de un instituto de Teruel.

-Los padres de uno de los alumnos.

 

 

Teniendo como destino la antigua Grecia, cada año se sigue un recorrido diferente. Se han visitado ciudades como Tesalónica en el norte o Chania situada al sur en la isla de Creta, pero siempre se reserva un tiempo para recorrer Atenas. Su organizador y promotor, Antonio Poves, conoce el país, las costumbres y la lengua. Su experiencia hace que cada año el viaje gane en calidad y coordinación.

Profesores responsables del viaje, Antonio Poves y Rafael Martínez en la Acrópolis de Atenas con el Partenón al fondo.

Este viaje  se diseña desde septiembre, al principio de curso; se va informando a los interesados, cerrando los recorridos, anticipando las reservas de hoteles, billetes de ferry y vuelos, se solicitan los salvoconductos a la embajada griega para acceder a sus museos públicos, se van recogiendo todos los documentos y permisos de las autoridades…

Se considera muy importante que los alumnos tomen parte en la financiación del viaje. Para ello, en cuanto hay una lista de alumnado participante se organizan grupos que conseguirán dinero mediante la venta de bocadillos de tortilla y dulces caseros, papeletas para el sorteo de un jamón o decorando y vendiendo camisetas.

Vista parcial del Auriga de Delfos. Museo arqueológico de Delfos,2017

Un último aspecto importante de este viaje es que se hace fuera del horario escolar, para que los alumnos de 2º de Bachillerato no pierdan ningún día lectivo, dada la presión que tienen por los exámenes de la EVAU en este último curso. No es extraño que haya alumnos de 1º de Bachillerato que se sumen al viaje en previsión.

 

 

 

 

El viaje de estudios a Grecia 2017 ha seguido este itinerario:

 

– El lunes 10 de abril salieron a las 4:00 de Zaragoza en bus a Barcelona y de allí volaron a Atenas. Tras dejar las cosas en el hotel y comer algo en Monasteraki,  visitaron el monte Likavitos, la Plaza Sintagma y el barrio de Plaka.

Vista general del grupo con el pueblo de Arahova. Camino de Delfos, 2017

-El segundo día fueron a visitar el monasterio de Osios Lukas y Delfos, donde vieron su museo y los restos arqueológicos. Regresaron a Atenas y se acercaron al estadio Panatinaikos y al Templo de Zeus.

– El miércoles recorrieron el Museo de la Acrópolis y sus restos arqueológicos, bajando para ver el Ágora romana. Tras comer en Plaka y visitar el Museo Arqueológico Nacional,  salieron en ferry desde el puerto del Pireo hacia la isla de Creta.

– El cuarto día amanecieron en Heraklion (Creta) y visitaron su museo arqueológico. Salieron de viaje en bus hacia Knosos para conocer sus ruinas y su museo. Desde allí continuaron camino hacia la ciudad de Chania,  donde llegaron a comer y a disfrutar de esta localidad costera y de sus playas.

Vista parcial del puerto de Xania. Creta, 2017

– El viernes visitaron su museo marítimo y el museo privado que reproduce un barco minoico, que llegó a ser reconstruido y botado para las olimpiadas de 2004. Por la noche zarparon en ferry camino de Atenas.

– El sábado atracaron en el Pireo y salieron en bus hacia Corinto.  Desayunaron junto al Estrecho y visitaron la antigua ciudad de Corinto y su museo arqueológico. Después se acercaron a ver la mítica ciudad de Micenas, su museo y la tumba de Agamenón. Por la tarde,  pasearon por Atenas y pararon en el cambio de guardia en el Parlamento situado en la Plaza Sintagma. Esa misma noche, a las 00.00h, vieron la celebración del domingo de Pascua en la catedral ortodoxa de Atenas.

Comida de los profesores el Domingo de Pascua con el cordero pascual al fondo.

– El domingo es un día tranquilo en Atenas, ua que la celebración de la Pascua mantiene todo cerrado. Se aprovechó para visitar el Pireo y, a mediodía, comer el típico cordero de Pascua que se asa en la calles.  También, se hicieron algunas compras de última hora.

– El octavo día visitaron el Museo Kerameicos de Atenas, que está situado muy cerca del hotel y luego,  viaje de retorno desde el aeropuerto Internacional Eleftherios. Llegada a Barcelona y de allí a casa.

 

Anécdotas del viaje 2017

A pesar de ser un viaje bien preparado, surgen, no obstante, imprevistos; pero se puede presumir de contar con el respaldo que da la experiencia de Antonio Poves y su dominio del país y la cultura. La agencia de viajes también resulta ser un gran soporte del viaje, ya que se ha trabajado con ellos varios años y hay un conocimiento mutuo y mucha confianza.

Escultura en bronce de Poseidón. Museo arqueológico de Atenas

Una apendicitis problemática. Tras participar en los preparativos del viaje, en la venta de bocadillos y tener lista la maleta, surge una operación de apendicitis que alarga sus efectos y una de las alumnas no puede viajar con garantías. Faltan dos días y todo está organizado. En un movimiento rápido y con ayuda de la fortuna, aparece otra alumna dispuesta a embarcarse en la aventura en el último momento. Tras muchas gestiones urgentes y con la inestimable ayuda de la agencia, se produce el cambio de viajera.

Primer reencuentro sorpresa.  Cuando llegan al aeropuerto de Atenas, el autobús ya está esperando. Aunque el vehículo es diferente, su chofer no.  Resulta que Vassilis es el mismo conductor del año pasado y recuerda perfectamente a nuestro guía español, que habla griego.

Segundo reencuentro sorpresa. El primer día en Atenas, les espera al bajar del monte Likavitos un antiguo alumno. Es Fernando Bentué, que está en Atenas estudiando restauración con una beca Erasmus. Con alegría, recuerda su viaje de estudios a Grecia y cómo el contacto con la cultura helenística le marcó ya en su día y ese influjo le ha vuelto a traer a este impresionante país. Para quien no lo conozcáis, Fernando es el autor del dibujo que cuelga en la puerta del despacho de dirección, una escena versionada del famoso cómic de Frank Miller titulado “Los 300”.

Estrecho de Corinto

 

Desaparece una cartera en la noche ateniense.  Al volver de un restaurante, una alumna se da cuenta de que su cartera ha desaparecido. Regresa siguiendo los pasos, pregunta en el restaurante, busca en los recovecos de la acera, pero nada. El DNI, la tarjeta y algo de dinero ya no están. Rápidamente, se avisa a la familia y la tarjeta queda anulada, parece que no ha habido ningún movimiento. Al día siguiente, se va con Antonio Poves a la embajada española, mientras el resto del grupo visita el museo de la Acrópolis con Rafael Martínez, el otro profesor responsable. La embajada está junto al museo y se le hace un salvoconducto en el acto, para que no haya problemas al salir del país. Luego habrán de poner una denuncia en la comisaría de la zona para zanjar el asunto y poder reanudar el viaje.

Vista general de la Acrópolis de Atenas.

Conciertazo de lira cretense. Rafael Martínez, director del instituto, recuerda así su primer viaje a Grecia: “Mientras escribo estas letras, escucho en Youtube conciertos que hay colgados y recuerdo ese pequeño instrumento que imprime un ritmo frenético, lleno de vida y que orgullosamente lidera las melodías frente a las voces de los músicos que también son los cantantes.

Tocarlo bien exige años de práctica y así alcanzar el virtuosismo necesario para acompañar fiestas y celebraciones populares. Pienso que por 16 € hemos cenado un montón de platos típicos en un restaurante junto al mar en el puerto de Chania, mientras escuchábamos ese torrente musical. Los músicos Nikos y Antonis le dijeron a Antonio que tenían colgado algún video, pero que no vendían discos, sacaban dinero en conciertos. ¡Cuánto talento por tan poco dinero! Esta sensación la he tenido en muchas

Tomando un refresco cerca de Monastiraki. Atenas, 2017

ocasiones a lo largo del viaje.

La primavera está de nuestra parte: Tal vez por estar en la tierra que vio nacer los mitos occidentales hemos podido disfrutar de la presencia de Perséfone. Pasear por las ruinas de ciudades como Micenas, Delfos o Corinto rodeados por una naturaleza en plena efervescencia y bajo un sol que lo alegra todo nos ha ayudado más si cabe a sentir que nos hemos transportado a nuestros orígenes culturales, sentimos el “milagro griego”.

 

Paseo nocturno por la bahía de Salónica con Julio García, guía indispensable, junto a Antonio Poves y otros alumnos. 2015.

 

Finalmente he de decir que pasear por unas calles llenas de gente, comer sus comidas rebosantes de verduras, bañando todo con su excelente aceite de oliva y sus aceitunas Kalamata, la presencia continua de su yogur y del queso feta, sin olvidar su fast food estrella: los gyros…. ha sido un verdadero placer para nuestros estómagos”.

 

 

 

 

La cultura de Europa proviene de Grecia…

 El origen de la primavera en Grecia

Perséfone es hija de Zeus y Deméter (hija de Cronos y Rea, hermana de Zeus, y diosa de la fertilidad y el trigo). Su tío Hades (hermano de Zeus y dios de los Infiernos), se enamoró de ella y un día la raptó. La joven se encontraba recogiendo flores en compañía de sus amigas las ninfas y hermanas de padre, Atenea y Artemisa, y en el momento en que va a tomar un lirio, (según otras versiones, un narciso), la tierra se abre y por la grieta Hades la toma y se la lleva. De esta manera, Perséfone se convirtió en la diosa de los Infiernos. Aparentemente, el rapto se realizó con la cómplice ayuda de Zeus, pero en la ausencia de Deméter, por lo que ésta inició unos largos y tristes viajes en busca de su adorada hija, durante los cuales la tierra se volvió estéril.

Templo de Zeus. Atenas.

Al tiempo, Zeus se arrepintió y ordenó a Hades que devolviera a Perséfone, pero esto ya no era posible, pues la muchacha había comido un grano de granada mientras estuvo en el Infierno, no se sabe si por voluntad propia o tentada por Hades. El problema era que un bocado de cualquier producto del Tártaro implicaba quedar encadenado a él para siempre.

Para suavizar la situación, Zeus dispuso que Perséfone pasara parte del año en los confines de la Tierra, junto a Hades, y la otra parte sobre la tierra con su madre, mientras Deméter prometiera cumplir su función germinadora y volviera al Olimpo.

La leyenda cuenta que el origen de la primavera radica precisamente en este rapto, pues cuando Perséfone es llevada a los Infiernos, las flores se entristecieron y murieron; pero cuando regresa, las flores renacen por la alegría que les causa el retorno de la joven. Como la presencia de Perséfone en la tierra se vuelve cíclica, así el nacimiento de las flores también lo es.

Vista parcial del Efestión. Atenas, 2017

Por otra parte, durante el tiempo en que Perséfone se mantiene alejada de su madre, Deméter, y confinada al Tártaro, o mundo subterráneo, como la esposa de Hades, la tierra se vuelve estéril y sobreviene la triste estación del invierno.

¿Les ha gustado este mito? Hay muchos más. Los griegos tratan de explicar el mundo, sus emociones, sus pasiones, a través de la mitología. Les recomiendo Las metamorfosis de Ovidio, una buena lectura para llevar a Grecia, para disfrutar de ella, como han hecho este año alumnos, profesores y padres del Élaios. Por cierto, “Élaios” es una palabra griega que significa “olivo” y de ahí deriva la palabra “óleo” (aceite). Así que nuestro instituto desde su nombre está unido con Grecia.

Vista del grupo completo del viaje del 2017.