EL TIEMPO PASA…

…y con el tiempo hemos llegado a final de curso y ahora os presentamos el número 4 de nuestra revista, La Voz del Élaios. En este especial de junio y fin de curso os mostramos como siempre muchos temas, distintas opiniones. Hemos querido reflexionar sobre la educación en un vídeo reportaje con los puntos de vista de alumnos y profesores. Nos queda tanto por mejorar.

Educación y deporte en el más alto nivel es lo que compaginan las atletas Lara González y Elisa Cortés; sobre ellas os proponemos sendas entrevistas. Y en cuanto a entrevistas, en este número tenemos, además, la realizada a la Presidenta de la Cortes de Aragón, Doña Violeta Barba, a la escritora Ana Alcolea y a la misionera Montserrat García.

La aventura emprendedora, “Proyectos SRJ”, grupo formado por Samuel Rubio, Raúl Cruz, Javier Leza y Jorge Serrano nos habla de mucho trabajo e ilusión alrededor de la impresora en 3D. Igualmente genial es el artículo de opinión de Laura Losilla y el vídeo reportaje sobre el feminismo.

Como todos los años, siempre tenemos que despedirnos de alguien; en esta ocasión, el profesor Juan Ramón González nos deja, y lo hace con el regalo de uno de sus relatos. Y también se van los alumnos de la promoción de 2º de Bachillerato, algunos de ellos con sus opiniones sobre la amistad.

Comenzamos y nos despedimos mirando a nuestro interior, al arte de recomponernos, a la mirada nostálgica sobre el tiempo que quiere devorarnos. Pero enseguida nos volvemos a encontrar. Septiembre está a nada de aquí. El tiempo pasa volando. ¡Hasta pronto!

 

 

EMPRENDEDORES EN UN INSTITUTO DE BARRIO. por Andrea Ortega

EMPRENDEDORES EN UN INSTITUTO DE BARRIO. por Andrea Ortega

El pasado 18 de diciembre de 2017 se celebró en la Sala de Grados de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza la jornada de Clausura del III Taller de Impresión 3D organizado por el Departamento de Electrónica de la mencionada institución.

Proyectos SRJ junto al grupo de 1º bachillerato

El primer premio se quedó en casa, fue otorgado a “Proyectos SRJ”, grupo formado por Samuel Rubio, Raúl Cruz, Javier Leza y Jorge Serrano,  que conforma el equipo avanzado del Élaios. Aunque no recibieron premio, no nos tenemos olvidar del equipo junior que este año está en 1º de Bachillerato, y que promete para la siguiente edición.

 

IES Élaios se corona ganador del concurso Fenanómenos

 

Para “SRJ” esta jornada fue la guinda a un año 2017 cargado de proyectos y éxitos. El nacimiento oficial este grupo se produce con el proyecto de fenanomenos, en abril del 2016,;sin embargo,  cuando verdaderamente empieza a funcionar es en diciembre de 2016, con diversas iniciativas para financiar un proyecto de I+D+I en el campo de la fabricación aditiva por deposición de filamento fundido, más conocido como impresión 3D.

Los chicos empezaron trabajando en sus casas, completando su primer proyecto “DRON SRJ”, en junio de 2016. A continuación,  se trasladaron al taller del centro, disponiendo de espacios y herramientas para desarrollar todas sus ideas. Es en este momento cuando tocan por primera vez una máquina de impresión 3D, restos de un proyecto en el que colaboraron estudiantes que ahora mismo están acabando los segundos cursos de sus respectivos grados universitarios.

 

Raúl Cruz ofrenciendo una charla sobre su proyecto en un encuentro de nanodivulgación

Como muchas veces se ha dicho, “se hizo de la necesidad una virtud”. El centro les acondicionó un espacio de dos metros cuadrados para colocar la impresora y poder hacerla funcionar durante horas de clase, además de mantenerla en una atmósfera más controlada.

En marzo del 2017 dispusieron del capital para poder empezar con el proyecto que tanto tiempo llevaban imaginando, IRIS-3D. Con este,  pretenden revolucionar la impresión 3d doméstica tal y como la conocemos; pretenden hacer lo mismo que ocurrió con la televisión en la década de los 70, dotarla de color.

Los chicos en Bilbao Maker Faire

Hasta el momento este tipo de tecnología es capaz de fabricar modelos monotono, a lo sumo bitono (con caros cabezales), pero de ahí no pasa. SRJ se propone desarrollar un cabezal, que es donde se transforma la materia prima (plástico) en el hilo que se deposita, capaz de mezclar los colores materia primarios (MCYK  + W) para conseguir el color que se desee.

La originalidad de este proyecto, y de ahí su dificultad, radica a que esta idea no se puede decir ni si quiera que esté “en pañales”. Nadie en el mundo ha conseguido hacerlo funcionar con eficacia suficiente. Seguramente IRIS-3D tampoco lo hará, pero aportará su granito de arena a esa tecnología incipiente que está llamada a revolucionar los medios de fabricación plástica hacía vías más personalizadas y sostenibles.

SRJ no se encuentra solo en esta aventura, pues cuenta con la inestimable ayuda del Doctor en Física y profesor del Departamento de Electrónica de la facultad de Ciencias, José Barquillas. El grupo está enormemente agradecido a la Universidad, fueron ellos los que les pusieron en contacto con este tipo de máquinas, además de cederles espacios y apoyos.

SRJ junto a José Barquillas en la Universidad

 

No es posible olvidarse de los OpenUrbanLabs de ETOPIA, cofinanciados por el ayuntamiento de Zaragoza y el Instituto de biocomputación y física de sistemas complejos (BIFI), anexo a UNIZAR; donde el grupo desarrolló toda la parte  mecánica y de hardware del prototipo con el que están trabajando ahora mismo.

Este grupo de estudiantes, alumnos de  bachillerato del IES Élaios, son unos verdaderos emprendedores, a los  que no les basta con desarrollar proyectos sorprendentes, sino que conocen de primera mano la importancia de contar al mundo qué y por qué lo están haciendo.

Charla de SRJ en el IES Grande Covián

En esta idea se enmarcan varios actos en los que participaron en el pasado 2017: como la ponencia de Raúl Cruzen  el III Encuentro Nacional de Nanodivulgación junto a mecenas de grandes bancos o investigadores renombrados; la charla en el IES Francisco Grande Covián durante la Semana de la Ciencia y la Tecnología; o el viaje que, con muy pocos medios, realizaron a la Bilbao Maker Faire, donde se codearon con empresas e ingenieros de todo el mundo presentando el proyecto de IRIS-3D.

El año que viene nos dejan, por fin o por pena,  ya lo decidís vosotros; pero ellos van a echar de menos el instituto de barrio que los ayudó a nacer y las personas que allí se quedan. No se van a olvidar de Jesús Esteban (responsable de su interés en la tecnología, y un verdadero maestro de trabajar con pocos medios), de Rafael Martínez (que además de ser el director, ha sido su profesor, no solo de dibujo, sino también de vida, muchos años), de los conserjes que siempre les dieron las llaves del famoso cuchitril (Nato, Ana y Cristina), del personal de limpieza  a las que tantas tardes han molestado (Gemma, Anabel, Carmen y Belén) y de aquellos interinos que dejaron huella (Javier Boira  y Andrés Castellanos).

Proyectos SJR no acaba en 2018. Estos dos años llenos de ilusión, de sueños y de alguna que otra frustración no han sido más que el principio de algo mucho más grande. La formación que han recibido en el Élaios no ha sido la estrictamente académica, sentados en una incómoda silla 6 horas al día tomando apuntes; también les ha enseñado que, aunque tengas unos medios muy reducidos, eres capaz de hacer cosas sorprendentes.

Los integrantes del grupo os invitan a seguirlos en sus redes sociales: Facebook (Proyectos SRJ), Instagram (@srj_projects) o mandarles un email (srj3dprinter@gmail.com).

L’ AMITIÉ. Par Irene Guijarro

Un vrai ami est quelqu’un que j’apprécie pour lui-même et non parce qu’il m’est utile, avec qui je peux être moi-même. C’est aussi un ami sur lequel je peux compter et en qui j’ai confiance. Selon plusieurs thérapeutes, l’amitié est aussi la base de l’amour.

Pour aborder ce sujet je vais me concentrer sur ces idées : l’amitié dans l’enfance et l’amitié à l’âge adulte.

En ce qui concerne l’amitié dans l’enfance, elle est très importante pour la vie d’une personne du fait qu’on a besoin de l’amitié pour développer notre personnalité et en plus, pour avoir quelqu’un qui grandit au même rythme que nous et qui nous comprend. Également, l’amitié dans l’enfance consiste à partager la tristesse et la joie, téléphoner à l’autre chaque heure, dormir chez l’autre…c’est-à-dire : « être comme cul et chemise ».

Quant à l’amitié à l’âge adulte, elle est différente de l’amitié dans l’enfance. Quand on est adulte, on a besoin de confier certains problèmes plus sérieux à quelqu’un. Parallèlement, à cet âge, « on peut compter les amis sur les doigts d’une main ». Cela veut dire qu’on  connaît beaucoup de gens mais peu d’entre eux sont vraiment de vrais amis qui vous rassurent, vous encouragent dans les pires moments et vous donnent des conseils précieux.

À mon avis, l’amitié est très importante dans la vie de tous les individus parce qu’après la famille la plus proche, l’ami est celui qui peut remplir votre « réservoir affectif » et qui va vous apporter de la « chaleur humaine».

Pour conclure, il faut dire que : « qui trouve un ami, trouve un trésor ».

L’ AMITIÉ. Par Andrés Cañaveras

L´adolescence est la période où les grandes amitiés ont beaucoup  d´importance.

Notre meilleur ami est la personne qui nous comprend parce qu´il est à la même étape que nous. Nous partageons des secrets, nous nous aidons en silence sans rien demander en échange, nous nous consolons, nous rions, nous pleurons etc.

Les grandes amities sont précieuses et elles durent toute une vie. Nous aimons tous avoir des amis sans toujours comprendre pourquoi. L´amitié est capitale pour notre vie affective et notre développement personnel.

Mais il faut préciser que l’ámitié se travaille, on reçoit mais on doit aussi donner.

L´amitié entre garcons et filles est possible mais elle peut se transformer en amour si on est attiré par l´autre personne.

En conclusion, avec un vrai ami nous partageons la tristesse et la joie et nous pouvons toujours compter sur lui.

L’ AMITIÉ. Par Guillermo Adiego

L’amitié est une relation d’affection, de sympathie et de confiance établie entre deux personnes différentes. Grâce à l’amitié, nous apprenons à nous ouvrir aux autres, à échanger, à exprimer nos sentiments…

Je vais analyser les véritables amitiés, comment est un vrai ami et quelque différence entre l’amitié dans l’enfance et dans l’adolescence.

Dans une véritable amitié, je reçois mais je dois aussi donner. Le véritable ami est d’abord, quelqu’un que j’apprécie pour lui-même et non parce qu’il m’est utile. Un vrai ami est une personne qui va nous aider or nous écouter lorsqu’on en a besoin. C’est quelqu’un qui peut nous donner une opinion sincère sur nous-mêmes mais qui ne va pas essayer de changer notre façon d’être. Ainsi, on peut toujours compter sur lui et il va être ravi quand on réussit.

Même s’il y a des similitudes entre l’amitié dans l’enfance et dans l’adolescence, il y a aussi des différences. À mon avis, la principale différence est le nombre d’amis, qui est considérablement réduit à l’âge adolescent par diverses raisons.

En conclusion, un vrai ami est une personne qui ne va pas nous tourner le dos quand nous aurons des problèmes. D’après moi, l’amitié est fondamentale pendant toutes les étapes de notre vie pour notre croissance émotionnelle et pour forger notre personnalité.

L’AMITIÉ. Par Cristina Casorrán

L´adolescence est une période au cours de laquelle les grandes amitiés prennent racine.

En premier lieu je vais parler des vrais amis, après j´aborderai les différences entre l´amitié dans l´enfance et dans l´adolescence et finalement je vais analyser l´arrivée de l´amour.

En ce qui concerne l´amitié, l´amitié est une relation sincère et profonde. En fait, une vrai amie peut m´écouter et m´aider lorsque j´en ai besoin, en outre, elle m´apprécie tel que je suis et également, elle peut me donner une opinion sincère sur moi-même.

Par ailleurs, ma meilleure amie et moi faisons beaucoup d´activités ensemble comme dormir chez l´autre ou nous nous téléphonons chaque heure. De façon que nous pouvons compter l´une sur l´autre et nous nous disons tout puisque nous sommes comme cul et chemise et nous nous entendons comme larrons.

Cependant, dans l´enfance nos amis sont les camarades d´école mais dans l´adolescence nous les choisissons d´après nos goûts ou l´affinité que nous avons ensemble.

Quant à l´arrivée de l´amour, quand une amie commence une relation amoureuse, son amoureux occupe plus de place dans sa vie. Donc, nous passons moins de temps ensemble.

En conclusion, les grandes amitiés sont  précieuses et elles durent parfois toute une vie.

EL HUMOR, A ALGUNOS LES FUNCIONA Y A OTROS, NO. Por Laura Losilla Fernández

Laura Losilla Fernández, alumna de 1ºBachillerato D, autora del artículo.

A todos nos gusta el humor;a fin de cuentas es una de las cualidades que más nos atraen a la hora de conocer a una persona, pues el hecho de ser gracioso requiere cierto ingenio y rapidez mental, cierta inteligencia que siempre resulta atractiva. No obstante, el humor no solo nos parece interesante en lo referente a relaciones, sino también cuando aparece en otros ámbitos como la literatura, el cine y hasta la música, podríamos decir. Sin embargo, no a todos nos hacen gracia ni reaccionamos igual ante las mismas situaciones, ya sea por nuestra madurez, nuestras experiencias o, simplemente, nuestra personalidad.

Dicho esto, antes de proseguir, habría que comentar la definición de humor, la cual vendría a ser: “modo de presentar, enjuiciar o comentar la realidad, resaltando el lado cómico, risueño o ridículo de las cosas”. Otras de sus acepciones (no todas) son “disposición en que alguien se halla para hacer algo” y “estado afectivo que se mantiene por algún tiempo”, aunque no son en las que nos centraremos.

Volviendo al inicio del texto, ¿por qué nos atrae más alguien capaz de hacer una buena broma que alguien carente de chispa? Bien, como hemos dicho antes, el humor es una muestra de inteligencia y la inteligencia es otro rasgo que nos suele fascinar. Esto se debe a que una persona inteligente es alguien con una complejidad que no podemos abarcar en una conversación trivial, dejándonos con las ganas de seguir conversando para conocerla más, pues lo desconocido también es algo atractivo. Pero, ¿cómo se relacionan la inteligencia y el humor? Es sencillo. El humor relaciona la realidad con elementos cómicos o ridículos. A la hora de hacer dicha relación, debemos ser lo suficiente perspicaces y rápidos para ver esa conexión antes de perder el hilo de la situación, siendo necesarios entonces nuestra agudeza y agilidad mental.

De todas formas, esto último también depende de la clase de humor que está utilizando el emisor y si es acorde con la mentalidad del receptor. Por ejemplo, difícilmente haremos reír a alguien maduro con un chiste escatológico, o por lo menos no de la misma manera que a un individuo cuya manera de ver las cosas sea más simple o infantil. Quizá a una persona más intelectual este chiste le resulte burdo y poco ocurrente, haciendo que a sus ojos parezcamos alguien simple y de mente corta. Asimismo, no es lo mismo utilizar humor negro ante alguien que no conocemos, que sea más sensible o se tome las cosas demasiado en serio, que si lo hacemos ante un amigo cercano, con el que tenemos confianza; ciertos temas son delicados y por muy graciosa que sea nuestra aportación, la persona con la que hablamos puede acabar con una mala impresión sobre nosotros. Teniendo en cuenta también la situación, un comentario más o menos cómico puede resultar ingenioso, inapropiado o irrelevante. Póngase por caso,  un funeral o una entrevista de trabajo; hay que saber adaptarse.

Aun así, el contenido de lo que digamos tampoco es siempre lo más relevante. El carisma, la actitud, la confianza y los gestos también ayudan. Hay personas que con solo empezar a hablar ya hacen que se nos salten las lágrimas de la risa, cuando quizá lo que nos estén diciendo ni siquiera sea tan gracioso, pero su carácter nos influye de tal manera que no podemos controlar reírnos. En esos casos, o se tiene o no se tiene. No hay mucho que se pueda hacer al respecto.

Arlequin: Personaje de la antigua comedia del arte.
El club de la comedia, programa televisivo con monólogos de numerosos comediantes.

Todo esto nos lleva a la conclusión de que el humor es y siempre será algo muy subjetivo. A lo largo de la historia, la idea de lo que podía ser o no hilarante ha ido cambiando. Por ejemplo, en la Época Clásica y la Edad Media gustaban los arlequines y lo payasos, con burlas y chistes que seguramente ahora parecerían aburridos e inmaduros, algunos incluso crueles. El contexto histórico es muy importante, al igual que el nivel cultural de la sociedad, pues a día de hoy la libertad de expresión favorece que se traten temas más polémicos con sorna, de manera que en esas épocas hubiesen sido escandalosos, hasta innombrables. De igual modo, existe la posibilidad de que en unas décadas las generaciones futuras se sorprendan de lo que ahora vemos en shows como Club de la Comedia o series como La que se avecina.

Laura Losilla recibe el premio del Concurso de artículos de opinión de manos de la profesora Raquel Yuste.

Sea como sea, habría que hacer un pequeño comentario en relación al humor y lo “políticamente correcto”. Cierto es que hay personas excesivamente susceptibles, cuya misión en la vida parece ofenderse. También es cierto que determinados temas (como los roles estereotipados del hombre y la mujer, por ejemplo, un clásico de los monólogos, inclusive en la actualidad) deberían ser superados por su poco aporte a la sociedad y el daño que puedan causar. Este es el punto en el que la gente opina que de seguir así no se podrá hablar de nada, que somos todos extremadamente delicados y hasta un poco amargados, si cabe. Bien, no tiene porqué ser así, hay muchos temas de los que se pueden hablar haciendo gracia igualmente, aunque de manera inevitable siempre existirá ese alguien con ganas de mostrar lo increíblemente atacado que se siente. Todavía más, requiere ser mejor comediante el tener la capacidad de hacer reír sin ofender a nadie pues caer en el insulto fácil es mucho más sencillo y requiere mucha menos originalidad. Tampoco es tan difícil esforzarse un poco más.

En definitiva, el humor es algo fascinante, una capacidad que a todos nos encantaría poseer. Sin embargo, aunque la vida ya es suficientemente dura de por sí y no viene mal que nos la alegren de vez en cuando, no está de más que seamos conscientes de lo que nos rodea. Una que otra vez, el afán por ser el graciosillo del grupo nos ciega  y nos da igual que, lo mejor, quizá sea callarnos.

PLUMAS DE CISNE. Por Juan Ramón González Ortiz.

Juan Ramón González Ortiz ha sido profesor de Lengua y Literatura en el IES Élaios durante catorce años. Este curso se jubila y nos regala un relato propio “como despedida de todos y de casi todo”.

Kyu – do. “Una vida, una flecha. Concentra toda tu vida en lanzar una sola flecha”.

PLUMAS DE CISNE.

  • Mi señor, ¿os acordáis de Ienao?
  • ¡Oh!, por todos los kamis de la tierra, del cielo y del fuego, ¿pero cómo no me iba a acordar de Ienao? He estado con él cada día, cada noche y cada instante de mi vida.

Apenas hubo dicho esto, Torifune detuvo el movimiento de su caballo. Una arruga de tristeza y melancolía rasgó la superficie de su frente.

  • Mi señor, nos siguen los asesinos de Nobunaga ¿Por qué ya no cabalgamos?
  • Está anocheciendo, Kembéi. Es imposible que ahora mismo puedan perseguirnos. Descabalga. No hay más que soledad y silencio. Quiero contarte una historia.

Y los dos hombres, rotos por la huida, se sentaron, sin la vigilancia de la Luna, bajo un ciruelo salvaje.

Anzawa sensei, el último gran maestro de arquería.

Torifune empezó a hablar. Sus palabras caían lentas y solemnes sobre las rocas milenarias.

Hanare, dejar partir la flecha… liberarnos de los deseos.

“Ienao ha sido mi maestro en la tierra. Cuando yo tenía diecisiete años, fue instituido como samurái principal a mi servicio. Pero estaba escrito que el mal me llevaría a romper esta relación. Yo era veleidoso, inconstante, arrogante y muy soberbio. De hecho, salvo Ienao nadie quería acompañarme nunca. Así pues, empecé a atormentar a mi buen amigo por el simple hecho de que lo era. Un día le pregunté que por qué se creía samurái si nunca había combatido en una batalla ni en un duelo. Y él, cayendo de rodillas frente a mí, me dijo: “Creedme, mi señor, es mucho más difícil ser samurái en tiempos de paz que en tiempos de guerra”. No me hizo gracia su respuesta porque con ella quedaba patente mi estupidez y decidí que algún día le daría su merecido. Un día atravesábamos un puentecillo sobre un pequeño lago ornamental. Ienao iba, como siempre, detrás de mí. Súbitamente me volví y le empujé al agua. Divertido, le pregunté, “¿Cómo es que siendo un gran samurái no habéis podido prever mi ataque?” Y él me dijo: “He anticipado vuestra acción antes aún de que vos, mi señor, tuvierais el pensamiento de hacerla. He querido caer al agua para daros el gusto de verme derribado y porque no había peligro para vos en quedaros solo sobre el puente” Su respuesta me encolerizó aún más, pero guardé silencio. Al día siguiente Ienao volvía a caer al agua en el mismo puente. Y al siguiente. Y al siguiente también. Acabó siendo una humillante costumbre …. Era noviembre, mi mes preferido. Y llovía a mares. Un sirviente vio a buscarme y me dijo que mi samurái me esperaba en el cobertizo de primavera. Tuve un presentimiento. Ieano estaba sentado en seiza y vestía el kimono con las armas de su familia. “No encuentro forma de remediar nuestra relación”, me dijo. “Arrogancia, orgullo, amargura frustración, … No hay ningún grado de integración entre vos, mi señor, y yo. Es necesario romper. Algo ha de pasar para que cambiéis”. Y apenas hubo dejado de hablar, sacó del interior de su manga izquierda un puñal y cogiéndolo con ambas manos se lo clavó sin vacilación en el vientre, rajándoselo de izquierda a derecha ….”

Torifune guardó silencio. Hasta el aire helado de la noche se había congelado. El joven Kembéi callaba horrorizado. “Ya ves, Kembéi, tuvo que morir mi único amigo para que yo pudiera vivir. Entendí que los seres humanos solo buscan la felicidad que resulta de su egoísmo. La maldad ata, el poder ata, …. El amor y la vida liberan”. Kembéi no se atrevía ni a respirar, sobre todo porque él también tenía diecisiete años. “El destino me ha citado esta noche aquí, contigo y con los asesinos de Nobunaga. Yo voy a morir y tú ….., tú vas a seguir vivo. Te prohíbo formalmente que cometas suicidio. Habrás de seguir viviendo hasta que te llegue el momento de desgarrarte por otro”

  • Pero, mi señor, soy vuestro único samurái vivo. Ya sé que tengo diecisiete años, pero estoy listo para luchar por vos y para morir por vos.
  • Cállate y deja de hablar como un lorito. No sabes lo que dices. Eres el ser más importante de los tres universos y de los tres tiempos. ¿Por qué no puedo yo servirte a ti? En la adversidad el alma ha de estar tan desapegada como el polen de las plantas en primavera. Hoy toca morir, y hay que saber morir. ¿Es que vivir, como sea, a cualquier precio, es lo único que cuenta? Mira, ya sabes que soy un arquero consumado. Me esconderé entre esos roquedos. Cuantos entren el desfiladero allí caerán. Y cuando agote mis flechas habrá llegado el momento supremo: desenvainaré el sable e iré recto a mi encuentro con los que queden. Quién sabe, mi joven Kembéi, igual me los como crudos a todos …
“Lanzar la flecha lejos, muy lejos, cuanto más lejos mejor”.

El pobre Kembéi lloraba desconsoladamente. Torifune recogió una lágrima con el extremo de su dedo y le acarició el cabello. Le miró largamente. “Mi querido joven, quiero morir para que tú vivas. Nunca he dado vida a nadie. Y ahora lo quiero hacer, como otro lo hizo por mí. Mira la emplumadura de mis flechas. Son plumas de cisne, son bellas y muy blancas, pero no valen para nada. Mi padre las usaba de águila, que eran perfectas y hermosas. Después se empezaron a usar plumas de halcón. Ahora son de cisne. ¿Es que todo son plumas de cisne en la vida de un ser humano? ¿Es que todo es adorar lo estúpido y vacío? Ponte en pie y vete. Pronto amanecerá. Llévate mi caballo, también va ser otro samurái sin amo. Cuida de él.”

Kembéi partió a galope tendido. Volvió la cabeza y vio, a lo lejos, a Torifune, erguido como un coloso, abrazado a su arco. Estaba seguro de que sonreía.

 

*                   *                   *                      *

 

Combate bajo la lluvia en “Los siete samuráis” de Kurosawa.

Cuando Kembéi llegó al castillo, informó de la muerte de su señor. Sus ojos, secos como un arenal, ya no podían llorar más. Todos guardaron silencio. El joven samurái fue conducido a una habitación. Le sirvieron té muy caliente y arroz. Tras cenar, Kembéi se desplomó sobre la cama y cerró los ojos. El sueño vino a visitarlo y un gran silencio blanco se extendió sobre la fortaleza ….. Era ya la medianoche, cuando Kembéi, de pronto, se despertó totalmente apaciguado y libre. En el aire flotaba un perfume extraordinario, un perfume a mar, a roca batida por el viento salado. El viento salobre que estalla de júbilo galopando sobre la mar, que está eternamente pariéndose a sí misma …. Una fragante paz, una paz absoluta e inquebrantable vibraba en el corazón de Kembéi. De golpe, una impetuosa ráfaga de aire y nieve abrió de par en par las ventanas de madera y una delicada luciérnaga entró, ardiendo sin consumirse, hasta el centro de la habitación. Kembéi cayó de rodillas y en el silencio majestuoso susurró: “Mi señor, has venido a verme”. Y, poniéndose en pie, empezó a gritar: “¡Torifune ha venido!” Todos acudieron y entraron en la pequeña habitación. Allí, en el centro vieron un brillante insecto, ligero como una chispa, que retornaba a la noche profunda.  ¡Una luciérnaga en invierno! Todos se arrodillaron. Un fresquísimo olor a pino y agua flotaba en el ambiente ….

“Mi señor”, dijo el joven samurái, “os oigo de lejos. Yo también iré hasta el final del camino”.