EL OCULTO ORIGEN DE DORA LA EXPLORADORA. ¡NO TE DEJARÁ INDIFERENTE! Por Pablo Aylagas y Antonio Brotons.

 

“Jamás me hubiese imaginado que mi prima fuese escoria bolchevique”, confesaba Diego nada más llegar sobresaltado a nuestra redacción, mientras se comía un burrito.

Esta mañana hemos recibido una información que ni los niños más expertos en Dora la Exploradora habrían podido predecir. Nos llegaba de la mano del conocido y reconocido Diego, primo de Dora la Exploradora, ¿o debería decir “la Expurgadora”? Unas líneas/párrafos/novelas gráficas/spliners más tarde verán por qué. Decía nada más irrumpir en las instalaciones del Hussinfon Pos que jamás se hubiera imaginado que su querida prima fuese una roja. Al principio, no comprendimos muy bien lo que quería decir, ya que el burrito impedía una correcta fonación. “¿Se pueden ustedes creer que la Dora haya contribuido a matar a 827.976.925.123 personas?” decía Diego Margüenda, indigando. Tras esta serie de acontecimientos y comidas típicas mexicanas, Diego Margüenda se fue corriendo, al grito de “¡Me voy, que tengo misa de 12!”. Debido a las numerosas incógnitas, nos vimos en la obligación de investigar que estaba pasando y por qué “se estaban moviendo tantas mesas”, si ustedes, los lectores, comprenden lo que les queremos estar transmitiendo en estos mismos instantes, en estos mismos momentos. Todo esto no sin antes ir a la busca de burritos, ya que se nos habían antojado por culpa del energúmeno este.

“La CIA me hizo firmar más acuerdos de confidencialidad que PewDiePie con el Half Life 3”, nos revelaba Santi Habanna

Nos trasladamos a las oficinas libres de splajers de Nickelodeon, donde nos recibía Santi Habanna, el único guionista original de la serie de animación, nacido en la Cuba socialista. “Fue toda una operación del KGB/HBO para adoctrinar a las juventudes en el buen camino”, nos explicaba Santi. Nos contó que incluso la compañía televisiva fue creada a partir del órgano soviético “Leninodeon”. “Los yanquis se engancharon tanto a las cancioncitas que decidieron robarnos la idea y usarla para alienar a los pobres chavales”, argumentaba.  Al parecer, la serie se llamaba originalmente “Dora la Expurgadora”, en la que Dora era una reconocida general, acompañada del mono Gorras (que portaba una característica gorra soviética), enseñaba a los niños los ideales soviéticos. Había títulos como “Dora intenta ir a la Luna pero los gringos se la juegan”, “Dora y Gorras deportan a los kulaks de Leningrado”, “Dora y Gorras NO comen bebés y colectivizan una granja”, “Dora y Gorras fabrican una bomba tope de tocha que los yanquis se van a cagar en los pantalones tejidos por niños camboyanos explotados”… Pero el único de cuyo guión Santi se ha atrevido a hablar es del episodio llamado “Dora y Gorras visitan el gulag” De ahora en adelante vienen sfoisers de calidad KGB máxima.

“Si veis prensa capitalista decid: ¡Prensa capitalista!”, pide Dora a los espectadores en un momento del episodio

Dora y Gorras comienzan esta nueva aventura con un objetivo: llevar a los liberales estos que se han pasao de listos al gulag. Para ello cuentan con la mochila, que total, porque estén apretadillos no pasa nada. “El mapa del espléndido ferrocarril soviético, el mapa del espléndido ferrocarril soviético”, cantan felices todos en pantalla (excepto los Alberts Riveras, que no les hace mucha gracia). “Vamos a repasar por donde tenemos que pasar: estación de ferrocarril, panzer abandonado, gulag”, aclara Dora poco después de comenzar el episodio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *