ADIÓS A UNA NUEVA PROMOCIÓN. Por Helena pardo y Guillermo Adiego

Alumnos de Segundo de bachillerato un poco antes de iniciar la ceremonia de graduación.

 

DISCURSO GRADUACIÓN 

-Buenas Helena, ¿qué tal?

-Ei Guille, yo muy bien, ¿qué tal va tu espalda?

-MMMMMMMMMMM, ayer fui al fisio y me dijo que no es nada grave,  pero me duele como un demonio…

-Vaya… La verdad es que la cantidad de libros que llevamos no nos hace ningún bien.

-Oye, hablando de libros, ¿no teníamos una historia que contar?

-¡Ay!, es verdad. ¿Cómo se llamaba el libro?

– Creo que se titulaba ”El infierno de los alumnos de 2º de Bachillerato”

-¿Estás seguro? ¿No era ” El viaje por el Elaios? ”

-Sí, puede ser, espérate que lo busco (buscar libro y dárselo a Helen) 

-Veamos…   Capítulo 1

-14 de Septiembre de 2012. Una nueva generación de estudiantes, nacida en el 2000, se dispone a comenzar una nueva etapa en su vida. Algunos con energía, otros con miedo, pero todos con el mismo objetivo: llegar al 25 de mayo de 2018.

La alegría por la graduación se hace patente en  esta foto.

Un mundo nuevo, un espacio nuevo… ¿Suena un poco terrorífico, no? Pero nada que no supere la ilusión de un niño de 1º de la ESO.

– Los años fueron pasando y por cada año, un capítulo nuevo  quedaba escrito con tinta imborrable en nuestras memorias. Como en cualquier novela, por el camino, ciertos personajes se han unido y otros tantos se han ido marchando en busca de nuevas historias que escribir.

Adrían Bayo y Javier Leza amenizando la graduación con su música.

– Mientras tanto, los que nos quedamos, nos convertimos en los verdaderos protagonistas de este relato y como cualquier personaje principal que avanza a lo largo de la novela, fuimos evolucionando.

Es en esta evolución donde hemos reído, hemos llorado, nos hemos enamorado, hemos compartido momentos inolvidables y en resumen, hemos vivido.

Pero no somos los únicos que hemos disfrutado estos momentos; a lo largo de esta etapa nos han acompañado unos personajes imprescindibles, sin los cuales todo esto no tendría sentido, los profesores, que han jugado un rol fundamental.

Posando muy formales en los jardines del salón de actos donde tuvo lugar el acto de graduación.

-Hala, ya lo ha dicho, ya lo tenías que decir. A ver, que son importantes, pero que los verdaderos protagonistas hoy somos nosotros eh, no te olvides.

– Es verdad, pero para todo personaje protagonista, hay un antagonista que nos propone una serie de retos que nos hacen crecer como Batman y su joker. Ya sabes: ”Cuantas más piedras en el camino, mas grande será el castillo”.

Alumnos y profesores unidos por la música. “Home sweet Alabama”

-¿Te refieres a ese castillo que vamos a reventar esta noche?

-Sí, ese mismo.

-Bueno, continuemos con la historia.

-Algunos de ellos nos lo han puesto muy difícil, pero al fin y al cabo se han convertido en piezas fundamentales dentro de nuestras vidas, y aunque cada uno tiene su parte negativa y su parte positiva, les hemos acabado cogiendo mucho cariño.

Los presentadores de la gala María Roca y Javier Yarza, con dos compañeros.

-Hombre, tampoco te vengas arriba, un “poquito” de cariño. Bueno, la verdad, es que a pesar de que algunas veces no haya sido muy divertido, cada profesor ha intentado sacar lo mejor de cada uno de nosotros.

Mostrando su mejor perfil: Elena pardo, Adrián Bayo y Nerea Campo.

-Sin embargo, aunque algunos momentos se nos han hecho un poco pesados, también ha habido emoción, porque… ¿Qué aburrido sería una historia sin emoción, no? También ha habido muchas aventuras trepidantes,  que merece la pena contar.

-La mayoría han ocurrido dentro de 4 paredes, pero otras maravillosas en diferentes países donde hemos podido descubrir el gran valor de la amistad, ese que nos ha empujado a seguir con fuerzas todas las semanas.

Entre amigos.

Y ese, que nos ha rescatado de todas las caídas y los malos momentos que hemos pasado. Esos amigos que comenzaron siendo solo conocidos y que ahora se han convertido en nuestra segunda familia. Por eso, desde aquí              queremos agradecer a todos vosotros, los aquí presentes, pero sobre todo a nuestros compañeros, que han permitido que este viaje se nos haya pasado volando, cosa que nunca hubiéramos imaginado.

Una última foto antes de salir hacia el “castillo medieval”.

– Y, aunque, como el final de cada libro, cada personaje seguirá su camino, lo importante es la historia que hemos dejado detrás, una historia que a nosotros, personalmente, nos ha encantado vivir, ¿y a vosotros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *