Criterios de Evaluación

Los criterios de evaluación comunes a toda la etapa son los siguientes:

El cuaderno personal del alumno en el que se recogen las actividades que se han ido desarrollando en clase, de todo tipo (lecturas, actividades del libro de texto, otras entregadas por la profesora al utilizar otros medios didácticos…)   supone  el 50% de la calificación, es el resultado de un trabajo continuo; se corrige sistemáticamente y al final de cada evaluación se entrega de nuevo y completo, para ser calificado. En este cuaderno están trabajados los contenidos mínimos y todas las actividades complementarias que han podido realizarse.

El resto de la calificación se completa con los ejercicios de clase que se han valorado como controles más que exámenes, puesto que no acumulan mucha materia, o en su caso, pequeños trabajos de síntesis que se van mandando dependiendo de cómo van los contenidos, si disponemos de más tiempo o no.

También se  valora el uso correcto de la ortografía, se señala para que se ponga más atención y tienen que realizar unas  actividades específicas, pero no puntúa.