EN CUARENTENA…¡¡¡Y EN FORMA!!!

Estimados alumnos, ya estamos todos en casa, encerrados y atravesando un pedazo de historia.

Nadie de nosotros había pasado por algo semejante. Nadie. Es algo que podréis contar a vuestros nietos.

Pero para poder hacerlo, hemos de pasar estos días con  sentido común, responsabilidad, e inteligencia. Son tres cosas que a menudo escasean, así que ya podéis hacer acopio de ellas en vez de acaparar papel higiénico.

Como profesores de Educación Física el ámbito de la salud pertenece directamente a nuestro ámbito de trabajo, así que vamos a ocuparnos de que aprendas y te ejercites de la mejor manera posible durante este periodo de cuarentena.

Por cierto, ¿sabes de donde viene lo de cuarentena? Pues la cuarentena, según nos cuenta la Wikipedia hace referencia a los 40 días que en tiempos de enfermedades contagiosas se hacía pasar a los viajeros dentro de los barcos antes de desembarcar. Y lo de escoger 40 días parece que se remonta a los 40 días que pasó Jesucristo en el desierto. La duración real de la cuarentena la dictan las autoridades sanitarias según las circunstancias.

  • ¿Coronavirus? ¿Covid 19?

Los coronavirus son una familia de virus, tal como nos cuenta la OMS: “Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves”. Responsables como veis desde resfriados hasta enfermedades respiratorias más graves. Y que además, pueden transmitirse de algunos animales a los humanos. Parece que algunos de ellos ya existían y desencadenaban enfermedades desde hace más de 3000 años…

El covid 19 es la enfermedad infecciosa que todos conocemos y está producida por el virus  SARS-CoV-2. Sus síntomas son fiebre, tos seca, dolor muscular, y en casos más graves dificultad respiratoria y neumonía. Su origen se está estudiando y parece provenir de la transmisión y mutación desde algún animal al hombre. Posiblemente con el tiempo lo sabremos con más claridad. El contagio se produce a través de pequeñas gotas de saliva de un infectado que entran en contacto con nuestras mucosas: boca, nariz, ojos.

  • ¿Cómo se si estoy contagiado?

Como has visto antes, los síntomas son muy parecidos a una gripe o un resfriado, sólo que la tos es seca, hay fiebre y posibles dificultades respiratorias. Es posible que estés contagiado y aparentemente no tengas ninguno de los síntomas descritos. Y a pesar de eso, sigas siendo elemento transmisor. Por eso es tan importante evitar el contacto social durante 14 días, que viene a considerarse el periodo de incubación de la enfermedad. Hay pruebas diagnósticas que pueden confirmar si estás infectado o no, pero serán los servicios médicos quienes decidirán si te las van a hacer o no.

  • ¿Y yo, qué puedo hacer?

Puedes y debes seguir los consejos y directrices que dan las autoridades sanitarias. El más importante, mantenerte en casa aislado y evitando el contacto con otras personas de fuera de tu familia. Si estás contagiado, evitarás contagiar a más personas, y si no lo estás, evitarás contagiarte tú. Porque una de las características de este virus que lo hacen tan temible es que se contagia con una facilidad tremenda, y claro, si todos nos contagiamos a la vez, los hospitales y médicos (que también se contagian), no dan abasto, y comienza a haber problemas para atender a todos los enfermos. Así que, quédate en casa. Y por supuesto, lávate las manos con frecuencia con agua y jabón, o desinfectante, no tosas encima de la gente, ni te toques la nariz, la boca o los ojos si no te las has lavado previamente. Y lávatelas a conciencia nada de una mojadilla y ya está.

Y por supuesto puedes colaborar a que todo vaya bien manteniendo la calma, ayudando y evitando comportamientos irracionales (¡¡¡no, no compres más papel de water!!!)

  • ¿Encerrado en casa?

Bueno, más que encerrado, esperando en casa. Esperando a que pase este periodo de cuarentena, pero…no por eso inactivo o pasivo. Al contrario, podremos hacer muchas cosas para que este periodo sea creativo y productivo para todos. ¿Cómo? Iremos viéndolo.

  • La importancia de una rutina

Ya estamos en casa, sin clases, sin tener que ir a la compra, sin entrenamientos ni bares abiertos… ¿el fin del mundo? ¿Me desplomo en la cama todos estos días? No, está claro que mejor no. Así que habrá que empezar por ponerse un horario, más o menos flexible y consensuado con tu familia, que te de una estructura y que te mantenga activo.

¿Ponemos un ejemplo? Puede ser muy atrevido estructurar tu tiempo desde fuera, pero nuestra agenda diaria debería contemplar diferentes ámbitos de actuación: trabajo, descanso, ocio lúdico, lectura, actividad física (sí, a pesar de estar encerrado), cuidado personal, relaciones familiares…

Veamos algunas de estas cosas.

  1. Trabajo

Eres un estudiante. Así que tu trabajo principal es estudiar. En este caso significa realizar las tareas que tus profesores te manden a través de medios online. Seguro que en cada asignatura tienes trabajos que puedes consultar en la web del IES Elaios y los diferentes Departamentos. Pero además, seguro que puedes repasar por tu cuenta  temas y aspectos en los que tengas más dificultades, que te interesen personalmente y que durante el curso nunca tienes tiempo para ello. ¿Has suspendido alguna asignatura, tienes pendientes de años anteriores, trabajos por entregar? Es un buen momento para ponerte con ello. Piensa que normalmente estás en el IES seis horas al día. Más el tiempo dedicado a las tareas en casa. Posiblemente no dediques todo ese tiempo ahora en casa, pero te puedes hacer una idea del tiempo que podrías dedicar a tus tareas escolares.

Eso es el trabajo académico, pero… ¿y en casa con tu familia? Es la ocasión ideal para que te pongas ropa de trabajo y a disposición de tus padres: fregar, barrer, limpiar el baño, repasar los deberes de tus hermanos pequeños, entretenerlos con trabajos manuales, jugando con ellos…tienes que pasar de ser una carga, a ser una ayuda.

2. Descanso

Has de dormir. Lo suficiente. Pero no te acostumbres a levantarte a las 12 y echarte una siesta de tres horas. Madruga dentro de lo normal (¿a qué hora te levantas habitualmente? Pues eso). No te conviertas en un oso perezoso.

3. Ocio

Hay mundo más allá de la consola. Si acostumbras a jugar al fornite y demás, ponte un límite de tiempo. Queda con tus amigos a una hora que no molestes a tu familia, cuando hayas acabado tus tareas escolares y familiares, y juega online, así te sentirás acompañado.

La tele está genial, pero también hay que distribuirla. Si te gustan las series, un capítulo por día, mejor en familia, o una peli que a todos os guste. Y mira los telediarios para enterarte cómo sigue el mundo.

¿Leer? Sí, eso a lo que te obligan tus profes, y que a ti te parece del siglo pasado. Te dejaremos algunas recomendaciones aquí que igual te enganchan. Acostumbrados a la velocidad de las pelis y los videojuegos, al principio se te hará raro, pero una vez le pilles el gusto, leer es una actividad fascinante. Al principio de la historia, los seres humanos se sentaban alrededor del fuego y los narradores de historias les contaban relatos que todos escuchaban con atención. Cuando nació la escritura, esos relatos pasaron a estar a disposición de todos, en un bolsillo. Es algo maravilloso. Cuando eras pequeño, seguro que les pedías a tus mayores que te leyeran un cuento por las noches. Ahora está en tu mano contarte cuentos a ti mismo.

Otras aficiones: ¿Tocas un instrumento? ¿Escribes? ¿Te gustan los juegos de mesa, de magia, los malabares? ¿Tienes una página web? Ahora puedes practicar, mejorar o descubrir nuevos intereses.

Por la red circulan muchos museos, obras de teatro y otras actividades culturales que con la cuarentena se han abierto de forma gratuita. Puedes aprovecharlas y sorprenderte. Cuando pase este periodo, quien sabe, igual los visitas en persona.

4. Relaciones familiares

Esta cuarentena va a obligarnos a convivir muchas horas mano a mano con el resto de la familia. Eso puede ser fantástico o fuente de problemas. Intenta colaborar en crear un ambiente amable y cordial. No discutas por tonterías, y cuando estés cansado o ansioso, sal al balcón, lee o haz ejercicio tú solo. Seguro que tienes un rincón donde aislarte temporalmente. Y ayuda a tu familia, Recuerda el punto número 1, trabajo. Por cierto, si tienes perro, puedes sacarlo a pasear respetando las normas de seguridad de sanidad.

Habla con tus padres, con tus hermanos. ¡Habla! Al principio te sentirás extraño, pero igual descubres que tu familia es una desconocida…¡y hasta puede que te interese!

No son tu familia, pero son amigos tuyos. Esta es la cuarentena de Internet. ¿Te imaginas que sería de nosotros sin podernos mandar wassaps y memes a todas horas? Pues eso, socializa, pero controla, porque es muy fácil dejarse llevar por el frenesí y que se nos pasen las horas con el móvil.

5. Ejercicio

Esta es la página de Educación Física, así que no te extrañe que te hablemos de ejercicio físico. Sí, no puedes salir a correr, ni montar en bici, ni echar unas canastas, pero puedes mantenerte en forma con ejercicios que podrás hacer dentro de casa. Iremos subiendo contenidos que podrás realizar para mantenerte activo física, mental y emocionalmente. Lo bueno es que podrás regular tu mismo la intensidad, acentuar o descansar sin que el profe tenga que estar controlándote. Dúchate al acabar y no olvides mantener una higiene y un cuidado personal como si salieses a la calle. ¡No estés todo el día en pijama!

¿Y respecto a la alimentación? Seguro que ese tema lo están controlando tus padres, pero no está de más recordarte que estos días vas a tener un menor consumo calórico, ya que tu actividad física cotidiana va a disminuir, por lo que deberías reducir en esa proporción tu ingesta calórica, esto es, comer menos, o comer menos alimentos muy ricos en calorías, y sobre todo, en grasas saturadas: bollería, dulces, snacks… Es muy fácil que al estar en casa, sobre todo si te aburres o te pones nervioso, empieces a picar sin casi darte cuenta. Si eso te pasa ten a mano una pieza de fruta o tómate un té, sin azúcar. ¡Pero no una bebida refrescante llena de calorías! Además, como hemos dicho antes, es un buen momento para aprender a cocinar platos sencillos como ensaladas, verduras, planchas…y así además colaboras con tu familia.

————————————————————-

Por hoy es suficiente. Ya ves que no estás encerrado en una mazmorra, y que este periodo de aislamiento en casa, además de necesario y solidario puede ser una oportunidad de descubrir nuevas experiencias.

Si tienes alguna idea que quieras pasarnos o que quieras que hagamos llegar a tus compañeros a través de la web, usa nuestros correos electrónicos.

No olvides apoyar a toda la gente que está haciendo lo posible para que todo esto llegue a buen puerto, realizando un esfuerzo más allá de sus deberes, pasando sueño, y a veces exponiendo su propia vida: sanitarios, policía, barrenderos, cajeras de supermercado, transportistas, y muchos más.

¡Seguid la página del Departamento y los recursos didácticos de vuestro curso cada día! Iremos subiendo contenidos para hacer en casa.

¡¡¡Ánimo a todos!!

SUSPENSIÓN DE CLASES DEBIDO AL COVID-19

Ante la suspensión de las clases durante las próximas semanas, se va a ir actualizando la información referente a la materia de educación física.

En la pestaña de Recursos Didácticos podréis encontrar las tareas y apuntes que vuestro/a profesor/a vaya indicando. Tenéis también aquí la dirección de correo electrónico de vuestro/a profesor/a para comunicaros con él/ella. Cuando lo hagáis, no olvidéis indicar en el Asunto del mensaje vuestro Grupo de clase, Nombre y apellidos.

Correos electrónicos:

Óscar Alda (oscaralda@gmail.com). 1º ESO (grupos bilingüe inglés), 2º Bachillerato EF y Vida Activa.

José Luis Gil (jlefelaios@gmail.com). 3º ESO, 4º ESO (grupos B, C, D, Agrupado).

Rubén García (rugarva108@hotmail.com). 1º ESO (grupos no bilingües), 1º Bachillerato.

Marisa Pérez (tutoriamarisaperez@gmail.com ). 2º ESO, 4º A.